Colección inspirada en 50 sombras de Grey. Parte III (látigo + esposas + antifaz + plumas)

Home / 5_La Triología de 50 Sombras de Grey / Colección inspirada en 50 sombras de Grey. Parte III (látigo + esposas + antifaz + plumas)

Colección 50 sombras de Grey. Parte III (látigo esposas antifaz pluma)

Hola de nuevo!! Otra vez estamos aquí con una nueva entrega de la colección de juguetes de Fetish inspirados en  la trilogía 50 Sombras de Grey.

En esta ocasión os desvelaremos los últimos juguetes que se utilizan en el primero de los libros de ésta trilogía. Pero no os preocupéis, muy pronto volveremos con más entradas en las que os enseñaremos los juguetes del segundo de los libros!

Hoy os mostramos la recreación por Fetish del látigo, antifaz y esposas utilizadas por Christian y Anastasia en la siguiente escena….

»…..l
—Vas a necesitar el tacto, Anastasia. No vas a poder verme ni oírme, pero podrás sentirme.

—Te voy a atar a la cama, Anastasia, pero primero te voy a vendar los ojos y no vas a poder oírme. —Me enseña el iPod que lleva en la mano—. Lo único que vas a oír es la música que te voy a poner.
—Ven.
Me coge de la mano y me lleva a la antiquísima cama de cuatro postes. Hay grilletes en los cuatro extremos: metálicas finas con que brillan sobre el satén rojo.

—Ponte aquí de pie.

En la mano derecha lleva un látigo de tiras.
—Tócalo —susurra.
…Alargo el brazo y rozo los largos flecos. Tiene muchas frondas largas, todas de suave ante…
—Lo voy a usar. No te va a doler, pero hará que te corra la sangre por la superficie de la piel y te la sensibilice.
—¿Cuáles son las palabras de seguridad, Anastasia?
—Eh… «amarillo» y «rojo», señor —susurro.
—Buena chica.
Deja el látigo sobre la cama.

—Las manos por encima de la cabeza —me ordena, y le obedezco.
Dios… mi cuerpo está sediento de él. Ya lo deseo.

—Levanta la cabeza —me ordena, y lo hago inmediatamente.

Despacio, me pone el antifaz, pasándome el elástico por la nuca. Ya no veo. El elástico del antifaz me sujeta los auriculares. Lo oigo levantarse de la cama, suavemente me coge el brazo izquierdo, me lo estira con cuidado hasta la esquina izquierda de la cama y me ata la muñeca. Lo oigo rodear la cama despacio hasta el otro lado, donde me coge el brazo derecho para atármelo. De nuevo pasea sus dedos largos por él. Madre mía, estoy a punto de estallar. ¿Por qué resulta esto tan erótico?

Se desplaza a los pies de la cama y me coge ambos tobillos.
—Levanta la cabeza otra vez —me ordena.
Obedezco, y me arrastra de forma que los brazos me quedan completamente extendidos y casi tirantes por las muñecas. Dios… no puedo mover los brazos. Un escalofrío de inquietud mezclado con una tentadora excitación me recorre el cuerpo entero y me pone aún más húmeda. Gruño. Separándome las piernas, me ata primero el tobillo derecho y luego el izquierdo, de modo que quedo bien sujeta, abierta de brazos y piernas, y completamente a su merced. Me desconcierta no poder verlo. Escucho con atención…

De pronto algo casi insoportablemente suave se pasea por mi cuello, deslizándose despacio por la clavícula, por los pechos, acariciándome, irguiéndome los pezones… es suavísimo, inesperado. ¡Algo de piel! ¿de pelo?
Christian lo pasa, sin prisa y deliberadamente, por mi vientre, trazando círculos alrededor de mi ombligo, luego de cadera a cadera, y yo trato de adivinar adónde irá después, pero la música metida en mi cabeza me transporta. Sigue la línea de mi vello púbico, pasa entre mis piernas, por mis muslos; baja por uno, sube por el otro, y casi me hace cosquillas, pero no del todo.

De pronto, desaparece y noto que las frondas del látigo de tiras fluyen por mi piel, siguiendo el mismo camino, y me resulta muy difícil concentrarme con la música que suena en mi cabeza…. Madre mía. Súbitamente, desaparece. Luego, de golpe, un latigazo seco en el vientre.

—¡Aaaggghhh! —grito.
Me coge por sorpresa. No me duele exactamente; más bien me produce un fuerte hormigueo por todo el cuerpo. Y entonces me vuelve a azotar. Más fuerte.
—¡Aaahhh!
Quiero moverme, retorcerme, escapar, o disfrutar de cada golpe, no lo sé… resulta tan irresistible… No puedo tirar de los brazos, tengo las piernas atrapadas, estoy bien sujeta. Vuelve a atizarme, esta vez en los pechos. Grito. Es una dulce agonía, soportable… placentera; no, no de forma inmediata, pero, con cada nuevo golpe, mi piel canta en perfecto contrapunto con la música que me suena en la cabeza, y me veo arrastrada a una parte oscurísima de mi psique que se rinde a esta sensación tan erótica. Sí… ya lo capto.

Me azota en la cadera, luego asciende con golpes rápidos por el vello púbico, sigue por los muslos, por la cara interna, sube de nuevo, por las caderas.

Continúa mientras la música alcanza un clímax y entonces, de repente, para de sonar. Y él también se detiene. Luego comienza el canto otra vez, in crescendo, y él me rocía de golpes y yo gruño y me retuerzo. De nuevo para, y no se oye nada, salvo mi respiración entrecortada y mis jadeos descontrolados. Eh… ¿qué pasa? ¿Qué va a hacer ahora? La excitación es casi insoportable. He entrado en una zona muy oscura, muy carnal.
Noto que la cama se mueve y que él se coloca encima de mí…..»

Intensa escena ¿verdad? Seguro que estáis deseando experimentar las sensaciones de Anastasia. Os ayudamos!

Empezamos por el antifaz. Tenéis una opción para ella en raso negro (click aquí)

Y otra, para él, de piel (click aquí)

fetish-fantasy-edicion-limitada-mascara-satinada fetish-fantasy-edicion-limitada-mascara-de-piel

 

Ambos son muy cómodos y sus gomas sujetan muy bien por lo que no tendréis problema de que se os caiga. Además son tan discretos que los podréis utilizar incluso para viajar!

 

Vamos con el siguiente paso, el de inmovilizar de manos y pies al »sumiso/a»  😛

Para ésto Fetish nos propone varias opciones.

La primer opción son éstas esposas metálicas con cadena larga para poder atar a la cama.

fetish-fantasy-esposas-de-metal-para-las-piernasPara verlas en nuestra tienda erótica online click aquí

Además de éstas esposas, tenéis otras dos opciones para atar, en caso de que vuestra cama no tenga por ejemplo postes o barrotes en el cabecero y necesitéis algo mas largo que llegue a poder atar a las patas de la cama por ejemplo.

Cinta para bondage: se trata de una cinta fina de tacto suave que se presenta en rollo (no se adhiere a la piel) click aquí para verla en nuestro sexshop online.fetish-fantasy-edicion-limitada-cinta-para-bondage-negra (2) fetish-fantasy-edicion-limitada-cinta-para-bondage-negra (3)

Cuerda de bondage: se trata de una cuerda de seda con un grosor de 0,5 cm. y una longitud de 10,5 metros. Aquí podéis ver más sobre ella en nuestro sexshop online.

fetish-fantasy-edicion-limitada-cuerda-de-bondage fetish-fantasy-edicion-limitada-cuerda-de-bondage (1)

Una vez atada y con los ojos tapados, Anastasia describe cómo algo muy suave recorre su cuerpo. ¿Qué os parecen estas dos plumas que nos propone Fetish?

pluma-estimuladora-negra fetish-fantasy-edicion-limitada-pluma-del-amor

La primera es una pluma estimuladora muy suave y ligera para caricias muy sutiles. Ver

La segunda es un plumero más grande, como veis compuesto de varias plumas, con ella sentiréis un cosquilleo más intenso. Ver

Y llegamos al punto fuerte… el látigo. Podéis ver aquí el látigo de piel que recrea Fetish inspirado por esta escena.

fetish-fantasy-latigo-azotador-piel-negro

Pues éstos son los juguetes de Fetish inspirados en el fragmento que os mostramos de ésta trilogía.

Pero además de ésto os proponemos algunos »kits» que incluyen todos o varios de éstos juguetes y que podéis también encontrar en nuestro sexshop online.

Fantasy Kit con ataduras para la cama. Ver

Éste kit contiene las ataduras para la cama de manos y pies, el antifaz y el látigo.

fetish-fantasy-kit-ataduras-para-la-cama

Kit de amantes dormitorio

Éste kit incluye pluma estimuladora, antifaz, mordaza y látigo. Ver

fetish-fantasy-kit-de-amantes-dormitorio (1)

Éstas son solo algunas recomendaciones pero tenemos muchas más opciones y kits para que podáis elegir el que mejor se adapte a vuestro gusto. Os recomendamos como siempre que visiteis nuestra tienda erótica online para escoger el vuestro.

Si quereis completar la experiencia con música como le pone Christian a Anastasia, os recomendamos la musica de Erotic Lounge, tienen varios cds y su mezcla de musica electrónica con voces sensuales sera la melodía perfecta!

vol-3

Pues ésto es todo por hoy, esperamos que os haya gustado la entrada y que no se os haya hecho demasiado larga. Querémos conocer vuestra opinión así que si habéis llegado hasta aquí no os podéis ir sin comentar!  😛

Hasta el próximo lunes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la Política de privacidad